Buscan desarrollar dispositivos basados en materiales inorgánicos nanoestructurados


Buscan desarrollar dispositivos basados en materiales inorgánicos nanoestructurados

Docente e investigador de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) y del Instituto de Investigaciones en Tecnología Química (INTEQUI) se perfecciona en Alemania sobre este tema.

Estos materiales están en constante expansión en lo que se refiere a ciencia de materiales debido a sus implicancias en varios campos que van desde la catálisis, sensado, liberación de fármacos hasta su escalado a nivel industrial como adsorbentes.

Se trata de Germán Gómez quien actualmente se desempeña en la asignatura Química Inorgánica y es investigador asistente del CONICET. El viernes 31 de mayo comenzó una estadía de investigación por cuatro (4) meses en el Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) en Alemania a través de una beca otorgada en diciembre de 2018. Es el único seleccionado en San Luis para integrarse a este prestigioso Instituto del exterior.

¿Cómo surgió esta posibilidad?

Esta movilidad académica surgió de una convocatoria del año 2018 entre el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Aprovechando esta oportunidad, entablé una comunicación con el Dr. Christof Wöll, director del prestigioso Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT), Alemania, para encarar un proyecto estrechamente relacionado con mis actividades como investigador asistente en la Universidad Nacional de San Luis.

¿En qué consiste el proyecto?

Consiste en el desarrollo de dispositivos basados en materiales inorgánicos nanoestructurados. Estas plataformas podrían ser usadas como sensores de moléculas de importancia en el área de la Química Inorgánica y Analítica y en ciencia de los materiales.

Básicamente estos materiales, de los que hablo, consisten en redes conformadas por iones metálicos que se encuentran unidos por ligandos orgánicos que en la literatura se conocen como MOFs. La idea de este proyecto es promover el crecimiento de MOFs a una escala muy pequeña, de tal manera de obtener películas delgadas soportadas sobre sustratos metálicos. El hecho de obtener estas películas, facilitaría la manipulación para ser empleados con distintos objetivos.

¿Con qué grupo participará?

El grupo de Interfaces Funcionales con el cual voy a trabajar está liderado por el Dr. Christof Wöll, quienes fueron los pioneros en la forma de sintetizar MOFs desde una perspectiva más tecnológica de aplicación. Es realmente motivador poder acceder a técnicas de caracterización e implementación de punta como los que ofrece el KIT, con el objetivo de abordar el proyecto planteado.

¿Cuáles son sus expectativas?

Son varias, desde lo académico estoy muy motivado por aprender nuevas metodologías para entender y aplicar estos nanosistemas hacia el desarrollo puntual de sensores. La adquisición de este conocimiento abriría las puertas hacia diversos estudios que los podemos llevar a cabo en nuestra Universidad.

Personalmente considero que el aprendizaje y la formación mediante este tipo de movilidades son de vital importancia para cualquier docente o investigador ya que permite ver cuáles son las perspectivas en ciencia y además, poder realizar lazos de colaboración para encarar futuros proyectos. El armado de redes de investigación conforma el medio imprescindible para que un grupo pueda crecer.

¿Cómo se complementa esta experiencia con las actividades que realiza en la Universidad?

Actualmente estoy avocado en temas relacionados con el proyecto de la carrera de Investigador Científico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), con la dirección de los doctores Griselda Narda (UNSL-INTEQUI) y Galo Soler-Illia (UNSAM-INS).

El proyecto tiene como objetivo el diseño de plataformas multifuncionales basadas en MOFs para la degradación y el sensado de contaminantes poliaromáticos de interés medio-ambiental. En este sentido, la obtención de películas delgadas cumple un papel fundamental para una disposición controlada del material y poder «regular» las características estructurales y por ende las propiedades buscadas.

El hecho de que un químico pueda regular cómo se disponen los átomos en una red para obtener una propiedad o una respuesta deseada, hace que el trabajo sea desafiante, divertido e innovador.

¿Es trascendente esta línea de investigación en la UNSL?

El grupo de Química Inorgánica, con la dirección de la Dra. Griselda Narda en INTEQUI, ya es tradicional en el estudio de MOFs para diversas aplicaciones, tal como se ha reflejado en las publicaciones científicas en importantes revistas internacionales de alto impacto en los últimos diez (10) años.

Desde la primera tesis en MOFs, de la Dra. Elena Brusau, el grupo ha ido obteniendo compuestos similares con aplicaciones en catálisis, en luminiscencia y ahora se están explorando estructuras y propiedades novedosas en dos (2) tesis en curso en campos de la biomedicina y en la remoción de contaminantes acuosos.

Vale la pena mencionar, que contamos con colaboradores nacionales como así también internacionales de España, USA, Canadá, Bélgica, Brasil, Colombia para abordar el estudio de estos fascinantes materiales multifuncionales.