El Consejo Superior dispuso la extensión de regularidades y el levantamiento de correlativas


El Consejo Superior dispuso la extensión de regularidades y el levantamiento de correlativas

Este martes 4 de julio tuvo lugar una nueva sesión ordinaria del Consejo Superior de la Universidad Nacional de San Luis. La sesión fue presidida por el Vicerrector, Dr. Roberto Saad quien al inicio brindó su informe en el cual destacó las actividades más relevantes ocurridas en el ámbito universitario en las últimas semanas.

Entre los temas que trató el Cuerpo Colegiado entró sobre tablas una nota suscrita por los Centro de Estudiantes de las Facultades de la Universidad la cual solicitaba el levantamiento de materias correlativas y la extensión de regularidades.

Luego de un arduo debate, el Consejo Superior dispuso la extensión de regularidades hasta el 31 de marzo del 2018 y levantar las correlatividades para cursar, tanto de materias aprobadas como de materias regularizadas.

“Fue una presentación en conjunto de los Centros de Estudiantes, que incluia las firmas de algunos docentes, justificando las dificultades que han tenido con la cursada normal dentro de este primer cuatrimentre y los problemas con los turnos de exámenes que se han visto afectados por las medidas de fuerzas de los docentes”, expresó el secretario General de la UNSL, Ing. Jorge Olguín.

Con relación a las correlatividades para rendir, se dispuso mantener las exigencias que fija el Plan de Estudio,  tanto de materias aprobadas como de regularizadas. Solo se levantarán las correlatividades para Cursar. “Los alumnos podrán inscribirse inmediatamente en cuanto comience el segundo cuatrimestre y los docentes podrán disponer de la nómina completa de alumnos que cursarían sus asignaturas”, destacó Olguín.

Todo esto queda supeditado a que no existan medidas de fuerzas que dispongan el no inicio de actividades. “Estamos preparando la situación por si finalmente se resuelve el conflicto docente”, recalcó.

Control de asistencia del personal docente

Fue otro de los temas que trató el Cuerpo Colegiado el cual fue tratado previamente por la Comisión de Interpertación y Reglamento. El Sindicato de Docentes e Investigadores Universitario San Luis (SiDIU) solicitó la derogación de la ordenanza 13 del 2017, la cual reglamenta el control de asistencia del personal docente.

Más allá de las argumentaciones, el dictamen de Asesoría Jurídica indica que contra las resoluciones definitivas de las instituciones universitarias por el articulo 32 de la Ley 24522 solo corresponde interponer un recurso de apelación ante la Cámara Federal de Apelaciones.

El titular de la Secretaría General explicó que la Comisión de Interpretación y Reglamento propuso al Consejo Superior que el tema se tratara como un proyecto de derogación de la Ordenanza, alternativa que también planteaba el dictamen jurídico.

Luego de un extenso debate el Cuerpo decidió, por amplia mayoría, no aprobar el dictamen de la Comisión y dejar libertad de acción para que el SIDIU pueda hacer, si así lo dispone, una presentación a la Cámara Federal de Apelaciones para cuestionar la legitimidad de la ordenanza.

“El Consejo mantiene firme la Ordenanza 13 de 2017 que está en etapa de cumplimiento, es decir al reinicio de actividades esperamos tener las decisiones de los Consejos Directivos de San Luis con relación a que modalidad utilizarán para verificar la efectiva asistencia del personal de cada una de las Facultades. A las que se suman las Unidades Académicas de Villa Mercedes que ya están implementando el sistema”, dijo Olguín.

“Estamos empezando a ver como funciona esta ordenanza. Nos parecía que derogarla sin que se haya podido comenzar a implementar no es algo que se condicen con las mayorías que se obtuvieron para que esta saliera”, concluyó el funcionario.