Campaña de DOSPU por el Día Mundial de la Diabetes


Campaña de DOSPU por el Día Mundial de la Diabetes

Del 13 al 17 de noviembre se llevará a cabo esta campaña dirigida a todo el personal universitario. El 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, motivo por el cual, la Dirección de Obra Social para el Personal Universitario (DOSPU), reafirma su intención de alertar a la comunidad universitaria en el conocimiento de los factores de riesgo para padecer diabetes y promover medidas de auto cuidado.

El objetivo primordial es ejecutar medidas de prevención primaria para diabetes tipo 2, detectando afiliados con riesgo de padecer diabetes, así como diagnosticar nuevos casos. Esta campaña consiste en la realización de mediciones de glucemia a todo el personal universitario con o sin diagnóstico de diabetes y la aplicación de una encuesta sobre factores de riesgo para padecer diabetes tipo 2.

Cronograma

Lunes 13 de noviembre – Rectorado (planta baja) – De 9:00 a 12:00 horas
Martes 14 de noviembre – DOSPU – De 9:00 a 12:00 horas
Miércoles 15 de noviembre – Campus Universitario de Villa Mercedes – De 9:30 a 12:30 horas
Jueves 16 de noviembre – Escuela Normal “Juan Pascual Pringles” – De 9:00 a 12:00 horas
Viernes 17 de noviembre – Comedor Universitario – De 9:00 a 12:00 horas
Miércoles 23 de noviembre – Merlo – De 10:30 a 12:30 horas

Mujeres y Diabetes: “Nuestro derecho a un futuro sano”

La campaña del Día Mundial de la Diabetes 2017 promoverá la importancia del acceso asequible y equitativo para todas las mujeres con diabetes o en riesgo a las medicinas y tecnologías esenciales en la diabetes, así como a la educación e información sobre autocontrol que necesitan para lograr resultados óptimos de la diabetes y fortalecer su capacidad de prevención de la diabetes tipo 2.

La Federación Internacional de Diabetes (FID) ha anunciado recientemente que el Día de la Diabetes 2017 se centrará en las mujeres y la diabetes, con el eslogan “Nuestro derecho a un futuro sano”.

Día Mundial de la Diabetes

El Día Mundial de la Diabetes se celebra cada año el 14 de noviembre. Se escogió esta fecha siendo el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

Su propósito es dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a la enfermedad. El Día Mundial de la Diabetes nos recuerda que la incidencia de esta grave afección se halla en aumento y continuará esta tendencia a no ser que emprendamos acciones desde ahora para prevenir este enorme crecimiento.

Qué es la diabetes

Es una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas ya no puede producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce. La insulina es una hormona producida por el páncreas, que actúa como una clave para permitir que la glucosa de los alimentos que comemos pase del torrente sanguíneo a las células del cuerpo para producir energía. Todos los alimentos con carbohidratos se descomponen en glucosa en la sangre. La insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células.

El hecho de no poder producir insulina o usarla de manera efectiva conduce a niveles elevados de glucosa en la sangre (lo que se conoce como hiperglucemia). A largo plazo, los altos niveles de glucosa se asocian con daños en el cuerpo y fallas en varios órganos y tejidos.

A tener en cuenta

En la actualidad, hay más de 199 millones de mujeres viviendo con diabetes, y se calcula que este total aumentará hasta los 313 millones para 2040. Los roles de género y las dinámicas de poder influyen sobre la vulnerabilidad ante la diabetes, afectan el acceso a los servicios sanitarios y las conductas de búsqueda de atención sanitaria de las mujeres e intensifican los efectos de la diabetes sobre las mujeres.

La diabetes es la novena causa principal de muerte entre mujeres en todo el mundo, causando 2,1 millones de muertes cada año. Como resultado de las condiciones socioeconómicas, las niñas y mujeres con diabetes sufren barreras que dificultan el acceso asequible a la prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y atención de la diabetes, particularmente en países en vías de desarrollo.

Las desigualdades socioeconómicas exponen a las mujeres a los principales factores de riesgo de la diabetes, los cuales incluyen una dieta y nutrición pobres, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo perjudicial del alcohol.

Dos de cada cinco mujeres con diabetes se encuentran en edad reproductiva, más de 60 millones de mujeres en todo el mundo. Las mujeres con diabetes tienen más dificultades para concebir y pueden tener malos resultados en sus embarazos. Sin planificación preconcepcional, la diabetes tipo 1 y tipo 2 puede resultar en un riesgo significativamente más alto de mortalidad y morbilidad, tanto maternal como infantil.

Aproximadamente uno de cada siete nacimientos se ve afectado por la diabetes gestacional (DMG), una amenaza grave e ignorada para la salud materna e infantil.

Muchas mujeres con DMG sufren complicaciones relacionadas con el embarazo, incluyendo alta presión arterial, bebés con un peso elevado al nacer y partos difíciles. Un número importante de mujeres con DMG también desarrolla diabetes tipo 2, resultando en complicaciones y costes sanitarios adicionales.

La estigmatización y discriminación que afrontan las personas con diabetes son particularmente pronunciadas en niñas y mujeres, las cuales arrastran una doble carga de discriminación, debido a su estado de salud y a las desigualdades perpetradas en sociedades dominadas por hombres. Estas desigualdades pueden disuadir a niñas y mujeres a buscar un diagnóstico y tratamiento, evitando que logren resultados sanitarios positivos.