Se puso en valor el control central de sonido de Radio Universidad


Se puso en valor el control central de sonido de Radio Universidad

Se trata de la ejecución de una primera etapa que se encuentra dentro de un proyecto más ambicioso que intenta cubrir aspectos estructurales.

La propuesta surgió por parte de los propios trabajadores y fue aprobada por los directivos de la emisora y autoridades de la Subsecretaría de Comunicación Institucional. “Fue muy interesante por que generamos reuniones, fue una propuesta y un proyecto colectivo”, expresó el director del departamento de Producción-Programación de Radio Universidad, Lic. Daniel Toledo.

Este proyecto de refuncionalización de los espacios, parte de la base de que el lugar donde se encuentra la emisora, no es un lugar que ha sido concebido para una radio difusora, sino como un obrador donde los albañiles guardaban sus herramientas y materiales; y luego como un espacio compartido con laboratorios de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia.

“Antes se habían hecho algunas modificaciones y cambios en el estudio, pero no se estaba trabajando en la parte del control central de sonido de la radio, que consideramos al menos desde esta gestión como un lugar extremadamente importante, y que no ha sido muy revalorizado”, dijo Toledo.

En el marco de un cambio edilicio de todo el sector, no sólo se incorporó una mesa con parámetros profesionales en cuanto a su conformación, propuesta y diseñada por los operadores, sino que además se colocó un piso que reúne estándares de seguridad: antideslizante y con un color claro, pintaron las paredes, puertas y ventanas. Se trata de una visualización desde la materialidad en conjunto con las prácticas en torno a la comunicación radiofónica que se genera diariamente desde la emisora.

Lo que se busca es poner en valor esa área con una nueva disposición del equipamiento y así revalorizar la tarea de los operadores, por lo que también se modificó la presencia del productor. Respecto a esto Daniel indicó: “Visualmente y operativamente se nota un ordenamiento, el operador está en su mesa, antes estaba junto al productor, y el productor trabaja mucho más cómodo con otra ubicación dentro del mismo espacio, con sus elementos”.

Brindar mejores condiciones estéticas, funcionales y tecnológicas a los operadores en conjunto con los productores, redunda en un beneficio a la audiencia a partir de la mejora en sus prácticas laborales en torno a las propuestas de comunicación, es decir, en la producción y realización de los contenidos en la radio.

También se puso en valor y se recuperó el estudio de locución auxiliar de la radio, un espacio antes compartido con el área de redacción. En la próxima etapa se acondicionará el estudio y se recuperará la oficina de la dirección actual como una sala de recepción. “Consideramos que los elementos estéticos funcionales coadyuvan a una mejor práctica de la profesión”, concluyó Toledo.