Actividades en el Día Mundial del Donante de Sangre


Actividades en el Día Mundial del Donante de Sangre

El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer a los donantes voluntarios no remunerados y concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos. La fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco, que descubrió los grupos sanguíneos ABO. 

En la Universidad Nacional de San Luis se conmemora el día y se concientiza en la donación voluntaria de sangre. Las actividades como la hemodonación, la promoción de la donación de sangre a través de folletería y la captación de nuevos donantes para el registro de donantes se están desarrollando este jueves 14 de junio de 9:00 a 13:00 horas en el Aula 42 del Bloque I.

El evento es organizado por la Asociación de Estudiantes de Farmacia de la República Argentina Regional San Luis (AEFRA) y cuenta con la colaboración del Banco Central de Sangre, del Ministerio de Salud de la Provincia y de la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS) de la Universidad.

Las transfusiones de sangre y sus productos ayudan a salvar millones de vidas al año. Contribuyen a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida, y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención maternoinfantil, el embarazo y las respuestas de emergencia a los desastres naturales o causados por el hombre.

El tema de la campaña de este año es que la donación de sangre es un acto solidario. Se destacan los valores humanos fundamentales del altruismo, respeto, empatía y generosidad, que están en la base de los sistemas de donación voluntaria y no remunerada. Se ha adoptado el lema Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida para llamar la atención hacia el papel que tienen los sistemas de donación voluntaria a la hora de cuidarnos unos a otros y crear lazos sociales y una comunidad cohesionada.

La campaña tiene por objetivo mostrar que hay gente que ha salvado la vida gracias a la donación de sangre, con el fin de motivar a los donantes a que sigan donando y de alentar a gente sana que nunca ha donado, y en particular a los jóvenes, a que lo haga. Cada vez que un (1) donante da sangre, salva cuatro (4) vidas.

¿Quién puede donar sangre?

Cualquier persona, hombre o mujer que cumpla con las siguientes condiciones:

  • Tener entre 18 y 65 años
  • Poseer un peso superior a los 50 kilogramos
  • No padecer determinadas enfermedades que puedan ser transmitidas por la sangre
  • No estar embarazada ni cursando el segundo (2) día del ciclo menstrual
  • No haber tenido contacto sexual sin protección con parejas ocasionales o con personas con riesgos de HIV/SIDA
  • No hacer uso de drogas
  • En caso de tener tatuajes deben tener más de un (1) año de antigüedad
  • No estar amamantando
  • No haber pasado por alguna intervención quirúrgica en menos de un (1) año

¿Qué tengo que saber a la hora de donar sangre?

  • Podrá tomar café, mate o té (sin leche) y comer frutas (no alimentos con grasa)
  • Conviene que haya descansado bien (mínimo seis (6) horas)
  • Evite fumar dos (2) horas antes y dos (2) horas después
  • Evite consumir alcohol 12 horas antes
  • Concurra con ropa cómoda y fácil de arremangar
  • Lleve su documento de identidad

¿Cuáles son los pasos a la hora de donar sangre?

Quiénes se acerquen a donar sangre de manera voluntaria, deberán cumplir los siguientes pasos:

  • En primer lugar la persona deberá completar una encuesta con datos personales
  • Luego se le realizará la entrevista médica, protegida por la confidencialidad profesional, destinada a evaluar la aptitud física de la persona y a determinar posibles contraindicaciones, con la intención de cuidar al donante y al receptor
  • Una vez que se tenga el apto del médico, se realizará la extracción de sangre
  • Finalmente, se le dará al donante un refrigerio
  • En el caso de haber donado sangre y luego arrepentirse por cualquier motivo particular, el donante puede comunicarse y solicitar que su sangre no sea donada