Premiaron a los proyectos ganadores del Concurso de Innovación


Premiaron a los proyectos ganadores del Concurso de Innovación

El 14 de septiembre se realizó la premiación de los proyectos ganadores del Concurso «UNSL por i». En su primera edición participaron 29 jóvenes investigadores y 31 alumnos de diferentes Facultades de la Universidad Nacional de San Luis. Con esta iniciativa se buscó promover la capacidad emprendedora de alumnos y jóvenes profesionales.

Autoridades, jóvenes investigadores, docentes y familiares de los participantes fueron parte del acto que se vivió en el Microcine de la Universidad. El rector, Dr. Félix Nieto Quintas, encabezó la apertura y afirmó que el desafío más consistente del sistema científico y tecnológico argentino es la necesidad de transferir tecnología al sector productivo. Hizo referencia a la democratización del sistema universitario, eje de la Reforma Universitaria de 1918. En la actualidad, se entiende a la democratización como el incremento de vínculos con los sectores productivos, con los otros estamentos del sistema educativo, la transferencia y la vinculación de los saberes de la Universidad con los saberes de la comunidad.

Sobre esto, Quintas afirmó que es necesario crear políticas públicas activas que favorezcan las transferencias. «Celebro la realización de este concurso para generar elementos que permitan mostrarles algunos caminos posibles a los investigadores, para motivarlos a buscar nuevos horizontes y desafíos para lograr una mayor y mejor transferencia a la comunidad a la que nos debemos» dijo.

Acto seguido, se procedió a la entrega de presentes a los siete (7) directores de los proyectos y finalmente se conocieron los tres (3) ganadores del concurso. Los proyectos fueron evaluados por un jurado compuesto por el secretario de Vinculación Tecnológica y Social, Mg. Vicente Fusco, el secretario de Ciencia y Tecnología, Dr. Fabian Mohamed, y Emmanuel López de Filippo, referente de la área joven de la Cámara Argentina de Mediana Empresa dependiente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de San Luis. Además participó a través de conferencia online el Ing. Sebastián Civallero, coordinador de Investigación y Transferencia de la Secretaría de Políticas Universitarias.

Los proyectos ganadores

El tercer lugar se lo llevó el proyecto Creación de Empresa de Base Tecnológica orientada al deporte, cuyo investigador responsable es el Ing. Guillermo Larregay. Su premio fue de $20.000.

Lo que en un principio surgió como pasatiempo, fue transformándose en una idea cada vez más consolidada. Así explicaba Larregay los inicios del Proyecto destinado a asesorar a las personas sobre su entrenamiento. El proyecto está destinado a gimnasios y a todas las personas que asisten a los mismos y se preocupan por el entrenamiento y la salud física.

Su finalidad es que cualquier persona pueda llegar a ver el resultado de su entrenamiento en tiempo real, con un kinesiólogo virtual que les indique el impacto que está desarrollándose en su cuerpo con su entrenamiento, la serie de ejercicios que debería realizar, cómo hacerlos, si los están haciendo bien o mal, con el fin de no generar lesiones y al mismo tiempo optimizar su desarrollo físico.

El segundo puesto fue para el trabajo dirigido por la Dra. Laura Rodríguez Furlán denominado: Desarrollo de pan integral fortificado con harina de soja y proteínas de plasma bovino, destinado a satisfacer deficiencias nutricionales de la población argentina en estado de pobreza e indigencia. El equipo obtuvo $30.000 como premio.

La idea surgió ante la pregunta de cómo cubrir una necesidad nutricional en poblaciones con deficiencias alimentarias y carencias socioeconómicas, brindando una alternativa con un alimento presente en la mesa de la mayoría de los hogares.

El producto final está destinado a poblaciones con necesidades específicas de nutrientes (proteínas, minerales, vitaminas). En líneas generales, se pretende desarrollar un pan de consumo masivo y especialmente beneficioso para personas con los requerimientos específicos anteriormente mencionados. Según su directora, en caso de poder llevarse a cabo, el impacto puede ser muy importante, ya que aliviaría un problema acuciante desde lo económico social.

Quiénes se llevaron el primer premio de $50.000 para la realización del proyecto fueron los investigadores Jhonny Villaroel Rocha y Matías Regiart, por su trabajo basado en el desarrollo de filtros potabilizadores de agua a partir de recursos naturales y residuos agrícolas.

El puntapié de este trabajo se centró en tratar una problemática que involucra a gran parte de la población. Los investigadores desarrollaron un filtro cerámico de agua económico, simple y versátil. Para desarrollarlo utilizaron arcilla, material que abunda en localidades como Potrero de los Funes, Las Chacras y Los Puquios.

El equipo se ha propuesto generar un total de 500 filtros para distribuirlos dentro de la Universidad y expandirse hacia la ciudad de San Luis para finalmente llegar a toda la Provincia y así, de a poco, expandirse por el territorio nacional.

Al finalizar la premiación, el Dr. Rocha afirmó que esta experiencia les dio el pie para pensar en la implementación real del proyecto, «nos abrió la mente pasar por este concurso y estamos muy agradecidos con la Secretaría y con la Universidad», dijo.