Inaugurarán la cocina para celíacos


Inaugurarán la cocina para celíacos

Será el lunes 25 de marzo a las 11:30 horas. Acompañará el titular de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), Pablo Domenichini. Este proyecto comenzó a gestarse en el año 2016 por solicitud de los estudiantes. Ayer comenzó la etapa final de limpieza de obra.

Desde abril los estudiantes celíacos podrán acceder a un menú completo por $35. Si bien los costos en materia prima para su elaboración son elevados en comparación a los menús tradicionales, independientemente de la composición, mantendrá un precio similar para el consumidor.

El secretario de Asuntos Estudiantiles y Bienestar Universitario (Saebu), CPN. Jorge Sosa, explicó que el estudiante celíaco podrá acceder a la vianda al mismo precio que el tradicional, ya sea para el menú de forma individual o por chequera. «Estamos hablando de $35 el menú completo y $32 si saca la chequera, que son por lo menos cinco (5) comidas compradas de forma anticipada», expresó.

Próximamente se pondrá en funcionamiento la segunda etapa del proyecto. Se trata de la apertura del Comedor para celíacos a toda la comunidad en general.«Aún estamos en un estudio de valores, hay que tener en cuenta que si bien ya hemos avanzado bastante respecto a cuando inició el proyecto, seguimos ultimando algunos detalles de un tema que festejamos que se concluya», resaltó Sosa.

Para continuar mejorando la experiencia del consumidor, en las próximas semanas se viajará a la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) para enriquecerse de la trayectoria de la Institución en este aspecto, ya que cuenta con una cocina de ese estilo y en la cual se evidencia un aumento del 5% de comensales año a año. Se espera además, que la capacitación final del personal que desempeñará sus funciones en el nuevo Comedor, esté a cargo del equipo de cocina de la UNLP.

Actualmente y en conjunto con la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS) se está confeccionando un protocolo de cocina y expendio de comida, que incluye la manipulación de los alimentos desde que llegan al Comedor hasta su elaboración y certificación final. «Trabajaremos con una nutricionista con carácter permanente dentro de la cocina para celíacos», remarcó Sosa.

Como propuesta inicial y hasta conocer el flujo de comensales se harán entre 20 a 30 viandas diarias con posibilidad de que si se supera el número tengan otra opción. El objetivo es que no haya desperdicio de comida pero que tampoco se registre un faltante.

«Será un proceso de adaptación a una realidad que la conocemos a medias (…) Una vez concluido y consolidado ese proceso, inmediatamente nos vamos a animar a abrirlo a la comunidad en general y ahí será con reserva previa», anticipó el funcionario.

En cuanto a infraestructura la cocina cuenta con una entrada principal donde se hará el expendio de comida. Cuenta con una zona de freezer que funcionarán como cámaras de mantenimiento de los alimentos. Los lugares de cocción son similares a la cocina tradicional, se puede visualizar un centro de cocina grande, y varios metros de mesada.

«Más allá de que el pliego estuvo conformado con cuestiones mínimas, el Comedor va a tener que nutrirlo con cuestiones más específicas (…) La idea es no perder el tipo de menú que le damos al estudiante, manteniendo cierta similitud inclusive hasta en menús que incluyen amasados», concluyó el titular de la Saebu.