El Jardín Maternal de la UNSL abrió sus puertas


El Jardín Maternal de la UNSL abrió sus puertas

El día miércoles 21 de febrero, luego del receso de verano, el Jardín Maternal de la Universidad Nacional de San Luis “Prof. Victoria Quevedo de Fredes” comenzó el ciclo lectivo con un acto de apertura que inició a las 10:00 horas para los alumnos del turno mañana y a las 16:00 horas para el turno tarde. 

Con la institución educativa el niño inicia su participación en nuevos ámbitos sociales diferentes al de la familia. Es de esta manera que familia e institución se unen para garantizar el proceso de socialización por el cual los niños, a través de su interacción con los otros, construyen su propia identidad como miembros de una sociedad.

El Jardín Maternal de la Universidad cuenta con un equipo de orientación profesional conformado por una médica pediatra y una psicóloga, personal especializado, un profesor de educación física. A este espacio asisten hijos de docentes, no docentes y alumnos de la UNSL.

Su directora la Lic. Claudia López Graf explicó que: “A diferencia de otras instituciones, el Jardín tiene fines educativos, si bien los primeros educadores son los padres, nuestra función es complementar a su educación” dijo y agregó que el trabajo que realizan está planificado de forma sistemática, anticipada y que en toda propuesta educativa está la parte afectiva. “No hay nada que se pueda hacer por fuera del afecto y éste Jardín Maternal prioriza el vínculo con la familia”, remarcó.

Además trabajan mancomunada y articuladamente con los diferentes estamentos de la Universidad, es así que el año pasado contaron con la participación de una nutricionista para mejorar la alimentación de los niños con comidas saludables y educación alimenticia. La especialista realizó un menú específico correspondiente a cada edad y necesidad de los chicos.

Son 84 alumnos los que se dividen en dos (2) turnos: por la mañana de 07:00 a 14:00 horas y por la tarde de 13:00 a 20:00 horas, brindando desayuno, almuerzo y merienda.

Actualmente la sala de un (1) año, cuenta con doce (12) alumnos y tres (3) docentes a cargo; la sala de dos (2) años, posee catorce (14) chicos y tres (3) docentes en el salón; y la sala de tres (3) años, 16 alumnos con dos (2) docentes.

Durante el proceso de inicio e integración, el alumno junto a un tutor hará una adaptación progresiva, la primera semana su estadía será de una (1) hora, la segunda semana de dos (2) horas y la tercera semana de tres (3). A partir de ahí se evaluará el ritmo de adaptación de cada chico, así como el vínculo de confianza con los padres.

La particularidad del ciclo lectivo 2018 es que el Jardín Maternal cumple 30 años, “este año será inolvidable y especial ya que es un momento de un devenir de nuevas experiencias, de ilusiones y emociones que quedarán grabadas en el corazón porque es el presente con el pasado vivido”, contó la Directora.

El Jardín se creó el 26 de mayo 1988 y lleva el nombre de su primera directora la Profesora Victoria Quevedo de Fredes, quien le dio mucha importancia al vínculo con la familia y “quienes la conocimos, aprendimos la importancia de ese vínculo en la primera infancia de los chicos, ya que la única forma de construir vínculos de confianza y seguridad con ellos es primero con sus padres, así ellos pueden manejarse con seguridad, confianza y puedan apropiarse y hacer de un lugar desconocido uno familiar”, manifestó López Graf y finalizó: “La finalidad de la Institución es la de garantizar la felicidad de los chicos”.