Se creó la Red de Archivos de Universidades Nacionales


Se creó la Red de Archivos de Universidades Nacionales

Casi como una deuda pendiente en el contexto de las universidades nacionales, a principios de junio se formalizó la creación de la Red. Por el momento cuenta con la adhesión de 15 universidades. El patrimonio histórico de la Universidad Nacional de San Luis podrá ser conocido en todo el país.

La directora del Archivo Histórico y Documental de la UNSL, Dra. Sonia Riveros, expresó que se trata de un enorme paso hacia el desarrollo de áreas que protegen la historia de las instituciones de educación superior. Entre los objetivos se busca la visibilidad de estos espacios dentro de redes interinstitucionales y hacer llegar la historia a toda la sociedad.

Riveros, quien está ad-honorem al frente del Archivo hace siete (7) años, sostuvo que organizar este espacio es clave para que la historia esté accesible a todos. “Son documentos públicos, son del Estado. Existe una Ley de Accesibilidad de los Documentos Públicos de Estado (…) tenemos el deber como Institución de brindar esa documentación”, dijo.

Actualmente el Archivo Histórico y Documental cuenta con el Programa de Historia y Memoria creado con el objetivo de integrar a la comunidad y hacer visible el Archivo. Para quienes deseen acceder a documentación vinculada a la historia de la UNSL se atiende al público de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 horas en el primer subsuelo del edificio Rectorado.

¿Cómo surge la Red?

Surge a través de la inquietud planteada, desde hace mucho tiempo, de directores o/y responsables de los Archivos. Las Universidades en la figura de entes autónomos, se rigen por una normativa que existe desde 1981, que está sumamente caduca. Cada Universidad arma sus propios protocolos de regulación para poder preservar su fondo documental.

Ante la necesidad de resguardar el patrimonio histórico es que surge la idea que fue plasmada en distintos encuentros y jornadas. Siempre existe la necesidad de reunirnos para pensar estrategias de capacitación y fortalecimiento de estos espacios al interior de las instituciones.

La producción documental que se produce en las Universidades es muy particular. Hay documentos que tienen distinta datación histórica pero la dinámica de la producción de la documentación es bastante intensa. Es mucha la producción documental que hay a diario.

¿A qué aspira la Red?

Aspira a poder juntarnos y pensar estrategias para la conservación y preservación de los fondos documentales históricos principalmente de las Universidades.

La constitución de la Red se realizó el 6 de junio en la Universidad Nacional de Quilmes. En ese momento la Red fue pensada no solamente para los que estamos al frente de los fondos históricos de las Universidades sino también para agentes que se desempeñan en bibliotecas, mesas de entradas de las distintas dependencias, porque son gestores y administradores de documentación. Es importante concientizar a todas estas áreas, ya que son aquellas donde finaliza el ciclo vital del documento.

La idea es que todas las personas que de alguna manera estamos gestionando lo que son los fondos documentales, especialmente los históricos, podamos conformar esta Red.

¿Existen antecedentes a este espacio?

Sí, existen antecedentes de creación de redes de universidades nacionales en torno a los archivos pero se fueron diluyendo. Desde la Universidad Nacional de La Plata empujaron nuevamente este proyecto. Estos espacios son pocos visibles en las instituciones. Son espacios que no forman parte de las agendas en las universidades en general. El tema de los archivos son generalmente áreas de vacancias.

¿Sería la primera Red en nuclear a las Universidades en relación a Archivos Históricos?

En este caso sí. Estamos pidiendo que se integre como Red en organismos interuniversitarios como el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), la Red Nacional Audiovisual Universitaria (RENAU), entre otros. Apuntamos a que nuestra Red forme vínculos con otras redes.

¿Cómo se están desarrollando las actividades?

Desde que firmamos el acuerdo para integrar la Red las actividades han ido en aumento. Si bien se ha constituido hace poco tiempo, desde cada Universidad nos hemos puesto en contacto con otras universidades para ir consolidando el proyecto. Apuntamos a que se visibilicen las historias regionales sobre las universidades locales.

¿Cuántas universidades conforman la Red?

Hasta ahora son 15. Aún no tiene un Consejo que regule las actividades. Recién estamos en el armado del acta constitutiva. Es relevante el hecho de haber tomado la iniciativa de reunirnos, de que haya un espacio para debatir y pensar estos no lugares, en relación a lugares que no son visibles y que están generalmente en los subsuelos. Muchas veces conocidos como los depósitos.

Acá en la Universidad estamos haciendo muchas gestiones desde el Programa de Historia y Memoria de la UNSL para promover la visibilización de este Archivo.

¿Cuándo se crea el Archivo de la UNSL?

Fue creado por el Consejo Superior en 1999 como una política de ésta Universidad. Se realizó durante la gestión del Lic. Alberto Puchmüller pero nunca fue puesto en funcionamiento como un Archivo merece. Desde su creación ha funcionado como un depósito. Nosotros todavía no logramos organizarlo del todo, de hecho nuestro propósito es separar lo que es el Archivo Histórico del Archivo Administrativo.

Consideramos que lo histórico es lo que está en riesgo, además hay documentaciones de fines del siglo XIX. Contamos con todo un patrimonio documental que hay que resguardar porque el documento es lo que nos trasciende. Las personas podemos ir o venir pero el documento es una huella y queda como vestigio de una historia.

¿Fue estratégica la creación del Programa de Historia y Memoria?

Sí, a través del Programa trabajamos para darle mayor visibilidad al Archivo. Ahora estamos trabajando con una actividad en la Escuela Normal para poner en valor el Fondo Histórico Documental y Museístico del establecimiento.

¿Con qué material cuenta el Archivo de la Universidad?

Tenemos documentación diversa desde periódicos hasta libros que nos han sido donados al espacio. Tenemos muchas donaciones recibidas a través de una convocatoria llamada “Donar o Prestar”, que aún sigue vigente. Muchos docentes jubilados han donado documentación que hace a las trayectorias académicas.

Contamos con documentos muy interesantes y valiosos para la historia de la Universidad. Tenemos audios del Consejo Superior, prácticamente desde la apertura democrática, y que a raíz de eso activamos una de las áreas que teníamos en el Programa que es la creación del Laboratorio de Historia Oral. Desde aquí se brindará un servicio, ya que hemos adquirido a través de una convocatoria de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) equipamiento para activar esta área de la memoria intangible de la Universidad.

También contamos con la biblioteca del Lic. Alberto Puchmüller, primer rector de la UNSL elegido democráticamente, a través de una donación de la familia. Además de los libros, nos donaron un montón de documentos que actualmente los estamos clasificando. En el contexto actual por el centenario de la Reforma Universitaria relevamos de esta biblioteca alrededor de 26 libros específicos sobre el movimiento de 1918.

Contamos con casi la colección completa de “Noticias Universitarias”, una revista que publicaban los estudiantes en la época de Mauricio López. Esta pieza es muy importante por su valor histórico. Por otra parte, tenemos las memorias institucionales, documentos interesantes que surgían al finalizar las gestiones que atravesó la Universidad que permiten reconstruir la memoria e historia institucional, y un fondo fotográfico con archivos desde la década del 40.

¿Quiénes conforman el Programa de Historia y Memoria?

Lo integran estudiantes de grado que hacen sus prácticas, becarios, estudiantes que están haciendo sus tesis sobre la historia de la Universidad, profesores y personal administrativo. Organizar este espacio es clave para que la historia esté accesible a todos. Son documentos públicos, son del Estado. Existe una Ley de Accesibilidad de los Documentos Públicos de Estado. Tenemos el deber como Institución de brindar esa documentación.

¿Se vinculan con otras instituciones dentro de la Provincia?

Sí, en estos momentos tenemos dos (2) proyectos importantes. Uno con el Instituto de Formación Docente Continua San Luis y otro con el Programa Cultura del Gobierno provincial. El objetivo es rescatar también la historia del contexto donde está inserta la Universidad.

Uno de los propósitos es contar con información de la Historia reciente de la Educación y del Patrimonio Cultural para que esté accesible a través de nuestros espacios. Necesitamos hacer estas redes para que todo ciudadano acceda a información ya que tiene el derecho de conocer la historia provincial e institucional.