La salud de niños y niñas desde la mirada de la psicología social


La salud de niños y niñas desde la mirada de la psicología social

La licenciada en Psicología, Mariela Muñoz, conforma el grupo de los tres investigadores de la UNSL premiados en las jornadas “Jóvenes Investigadores AUGM”, que se desarrollaron en octubre en Encarnación, Paraguay. La investigadora explica los alcances de su trabajo y la importancia del premio para la Institución.

Muñoz recibió una mención por su investigación Mapeo Comunitario en Niños y Niñas: herramientas para poner en común los saberes colectivos surgidos de sus vidas cotidianas”, que se inscribe dentro de la Atención Primaria de la Salud (APS), que proviene de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La APS busca el trabajo en red en torno a los lugares de salud y las respectivas participaciones de las personas, de esa forma se asegura el máximo nivel de salud de los pueblos.

En su trabajo, Muñoz parte desde dos líneas. Una de ellas reconoce los aspectos sociales que hacen al desarrollo que intervienen en los procesos de salud de los niños, distanciándose solo de aquellos vinculados a peso, talla, vacunación, entre otros. La otra línea se refiere a los niños y las niñas como sujetos de derechos, establecido por la Convención sobre los Derechos de los Niños. Desde esa perspectiva, se muestra que los niños y niñas tienen construcciones subjetivas, que les pasan cosas y que se relacionan con los procesos de salud y enfermedad.

Los mapeos permiten conocer el territorio, que lugares son más transitados, más habitables, permite descubrir la disponibilidad de recursos que hay en los lugares. En base a esta técnica, Muñoz comentó que “los niños tienen mucha información, saben que hay contaminantes en su zona, que cosas le gusta o no, que hace bien o no, que pueden usar o no, saben sobre el uso de las instituciones”.

Otro aspecto que muestra su mapeo son las construcciones de géneros que se realizan desde la infancia y afectan a los procesos de salud. La investigadora destacó que “las niñas saldrán menos a la calle, conocerán menos extensión de los territorios, porque les da miedo salir a la calle, distinto de los varones, que tienen mayor uso del espacios públicos del territorio”. Por eso la APS muestra cuales son los vínculos o las formas de relacionarnos, desde lo cotidiano, con esos grupos o poblaciones con que trabajamos”, agregó.

De los mapeos tambien aparecen temas como el abuso infantil. Muñoz explicó que “los abusos a las niñas empiezan a aparecer con mayor frecuencia, para la cual hubo la necesidad de pedir intervención. Los proyectos también siguen el ritmo de la comunidad”.

Surgimiento de la investigación

Actualmente, Muñoz tiene una beca doctoral de CONICET dentro del área “Bienestar y calidad de vida en niños y niñas de sectores populares, herramientas para la promoción de salud”. Como parte de un objetivo específico de su doctorado es que surge un reconocimiento del espacio en donde los niños y las niñas viven y cuáles son las vivencias y los saberes asociados a sus procesos de salud y enfermedad. El mapeo presentado en las jornadas sigue a ese objetivo específico.

Otro punto a seguir de su plan doctoral es el trabajo interdisciplinar. Esta característica está presente en el mapeo porque trabajaba con comunicadoras sociales y nutricionistas. La investigadora comentó: “estamos realizando videos sobre la salud del barrio y como es percibida por los niños y las niñas. También trabajamos con la escuela, el centro de salud”.

La importancia del premio

La licenciada destaca la buena recepción de su investigación, de la cual el jurado puso énfasis en el trabajo con las infancias y que detrás relacionaba aspectos sociales e innovadores desprendidos de la técnica del mapeo comunitario. “Fue una sorpresa, nunca pensé que fuera evaluado. Fue muy bonito el reconocimiento a nivel de los grupos y de los niños con los que trabajo”,  agregó la licenciada.

Muñoz destacó la importancia de eventos como académicos como los de AUGM, que dan importancia a los trabajos de los investigadores. “Está muy bien para la UNSL que se hayan obtenidos tres (3)  premios de los que veinte (20) que fuimos, ya que todos éramos de áreas distintas, además de que espacios como AUGM  permiten la interacción con otros investigadores”, agregó.

La experta pone énfasis en que se haya premiado un trabajo de psicología con mirada social, ya que en Argentina la psicología tiene una mirada muy clínica. “En la Facultad de Psicología (FaPsi) ha repercutido este trabajo y me permite entender lo que es ser premiada”, agregó.