Reconocimientos en el festejo por los 30 años del Jardín Maternal


Reconocimientos en el festejo por los 30 años del Jardín Maternal

El próximo 26 de mayo el Jardín Maternal de la Universidad Nacional de San Luis cumplirá su 30º aniversario. Lo festejó este jueves 24 en el auditorio Mauricio López con un acto donde se reconoció a docentes jubilados y a todo el personal que actualmente reciben a los más de 80 niños que concurren a las salas. 

El Jardín, lleva el nombre de su primera directora y fundadora, la profesora Victoria Quevedo de Fredes. El nombre fue instaurado en el año 2015 en las celebraciones por el 27º aniversario. En abril del 2018 la UNSL inauguró el edificio propio del Jardín Maternal, un anhelo histórico por la comunidad universitaria.

Esta institución, que actualmente cuenta con un cuerpo docente de 21 profesionales, imparte clases para niños de uno (1), dos (2), y tres (3) años. Se creó un 26 de mayo de 1988. La educación inicial históricamente fue atravesada por factores sociales y económicos que hoy constituyen al Jardín Maternal como una institución educativa cuya misión es la formación integral de niños.

La Lic. Claudia López Graff, directora del jardincito, sostuvo que es un momento de un devenir de nuevas experiencias, ilusiones y emociones. “Quedarán grabadas en el corazón porque es el presente con el pasado vivido. Es un momento emocionante, gratificante y de inmensa alegría (…) Los sueños son el motor de nuestras acciones y a medida que se cumplen nos hacen pensar en el pasado, disfrutar el presente y seguir proyectando el futuro”, dijo.

Además subrayó que desde su creación hasta la actualidad cada proyecto institucional se desarrolló en búsqueda de una mejor calidad educativa. “Trabajamos para garantizar que el Jardín Maternal sea una institución educativa que promueva el desarrollo de los niños considerándolos sujetos de derechos y partícipes activos de un proceso de formación integral junto a la familia de la comunidad universitaria”, añadió López Graff.

La directora sostuvo que el Jardín tuvo su crecimiento y construcción con el aporte de todos los actores educativos: familia, niños e institución, en colaboración de los distintos estamentos y con la proyección de un proyecto político sustentado en la base de lo pedagógico y en el amor hacia los niños.

Por su parte, el rector Dr. Félix Nieto Quintas sostuvo en relación al reconocimiento a los docentes jubilados, que el Jardín es el producto de quienes lo soñaron. “Me gusta decir que somos el producto de los sueños de quienes nos soñaron, y son ustedes hacedores de esos sueños quienes nos han imaginado, potenciado y hecho ser lo que hoy somos”.

El Rector reafirmó que la Universidad tiene un proyecto pedagógico preparado para los alumnos, basado esencialmente en el compromiso de los docentes, y resaltó el cariño, amor, profesionalismo y expertis técnica de las maestras.

También recordó a la profesora Victoria Quevedo de Fredes. “Tengo por la familia Fredes un especial reconocimiento. Los conozco desde mi infancia. La Profesora es madre de quien fue mi compañero en la escuela primaria y secundaria y conozco a la familia desde hace muchos años, y conocí la pasión desde chico que la profesora Victoria puso para que este Jardín Maternal fuera lo que es”, concluyó. Familiares de la Profesora recibieron una distinción.

Galería de fotos