Histórico fallo de la justicia por la memoria de Mauricio López


Histórico fallo de la justicia por la memoria de Mauricio López

Por primera vez se reconoció a Las Lajas como Centro Clandestino de Detención (CCD). La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) viene sosteniendo una larga lucha para que se conozca la verdad en torno a la desaparición y muerte del primer rector de la Universidad.

El Dr. Pablo Salinas, abogado del Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH) y último galardonado con el Premio Rector Mauricio Amílcar López, dialogó por Radio Universidad sobre el fallo ocurrido el jueves 20 de septiembre en la causa por la desaparición del ex Rector de la UNSL.

En diálogo con el periodista Oscar Flores, Salinas expresó su emoción ante el fallo histórico que se logró: “Tengo el orgullo y el honor de decir que hemos conseguido que se declare como un Centro Clandestino a Las Lajas y también hemos conseguido condenar a prisión perpetua a uno de los asesinos del Profesor López”, dijo.

A su vez, el abogado habló sobre los precedentes jurídicos de esta sentencia. Uno tiene que ver con la consolidación de delitos autónomos inmersos en el marco de la violencia de género hacia las mujeres a los casos ocurridos contra las mujeres en el Casino de Oficiales. Además, se declaró a todos los hechos como crímenes contra humanidad en el contexto de un genocidio.

Esta es la sexta sentencia en Mendoza y la octava en la región de Cuyo. Pablo afirmó que partir de este fallo histórico que declara como CCD a Las Lajas, la Fuerza Aérea no va a poder hacer uso del lugar ni disponer arbitrariamente del mismo y que existe un plan para que este lugar sea considerado un espacio de la memoria, “lo trabajaremos seguramente con las autoridades de los organismos y de la Universidad Nacional de San Luis”, dijo.

A su vez, remarcó que el MEDH, con el apoyo de la UNSL, continuará trabajando en el lugar, ya que se han encontrado autopartes pero no los restos de los compañeros desaparecidos.

Finalmente, Salinas destacó su ferviente admiración hacia el Profesor Mauricio López, la alegría por haber obtenido la distinción que lleva su nombre y la necesidad de que se recuerde este importante fallo.

El pasado 10 de diciembre, Salinas obtuvo uno de los máximos galardones que otorga la Universidad por su destacada trayectoria en la promoción y defensa de los derechos humanos, por su ética y gran compromiso con los valores democráticos y con la búsqueda de memoria, verdad y justicia. Esta distinción estuvo motivada por su actuación en todas las causas por delitos de lesa humanidad que se han llevado adelante en la provincia de Mendoza, ya que ha sido querellante en todas las causas por delitos de lesa humanidad que se han realizado allí.

Breve reseña de la Historia de Mauricio López y del fallo al CCD Las Lajas

Mauricio Amílcar López

Nació en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, el 18 de abril de 1919. En 1946 se gradúo en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNC. Fue profesor de lógica y filosofía, de psicología y de pedagogía. Además se desempeñó dictando cursos y conferencias en múltiples institutos y centros ecuménicos de Berlín, Holanda, Suecia, Canadá, Bélgica, Escocia y Nueva York, como integrante del Consejo Mundial de Iglesias.

En 1972 trabajó en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Cuyo (San Luis), dictando cursos de filosofía de las Escuelas de Psicología y Pedagogía. En 1973 fue nombrado como Rector de la recién creada Universidad Nacional de San Luis, cargo que ocupó hasta el golpe militar de 1976. Fue el primer Rector de la UNSL y aceptó ocupar ese lugar, entendiendo esta función pública como un servicio.

Mauricio López fue secuestrado el 1 de enero de 1977 y fue visto entre julio y agosto de ese año por el testigo sobreviviente Horacio Ferraris, en el Centro Clandestino de Detención que perteneció a la Fuerza Aérea, ubicado en el Cerro Las Lajas del Departamento de Las Heras, Mendoza. Éste reconoció las instalaciones de dicho centro y denunció la muerte de una joven que se encontraba secuestrada con su padre, y la presencia de otro joven.

Años más tarde, por una investigación del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos se determinó que el joven era Osvaldo Zuin, “Horacio”, militante del PRT secuestrado en Córdoba y visto en “La Perla”, y la joven era María del Carmen Marín, militante de Montoneros y su padre Carlos Armando Marín. Estas tres (3) personas permanecen desaparecidas.

El 28 de mayo de 2004 se inició la causa penal, en la que se presentó como querellante el hermano de Mauricio López, quien fue excluido por la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, ante lo cual el MEDH planteó un recurso ante la Cámara Nacional de Casación Penal.

En abril de 2007, después de tres (3) años de la apertura de la causa, fueron imputados por la desaparición del Prof. Mauricio López: el comandante del III Cuerpo de Ejército, Luciano Menéndez, y los integrantes del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea Argentina, Jofré Pedro Esteban, Padorno Mesa Osvaldo Antonio y Santa María Juan Carlos, por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, torturas y robo agravado.

Fallo

El juicio por delitos de lesa humanidad que se desarrolló en Mendoza culminó el jueves 20 de septiembre con condenas de entre cuatro (4) años y prisión perpetua para militares y policías que secuestraron, torturaron, asesinaron y desaparecieron personas durante la última dictadura en esa provincia.

Algunos acusados recibieron condenas por asociación ilícita. Es el caso del ex subsecretario de Seguridad Carlos Rico, quien recibió una de las penas más bajas y quedó en libertad por haber cumplido más de la mitad de la condena en prisión preventiva. Con Luciano Benjamín Menéndez, quien falleció en febrero de este año, fueron diez (10) los represores que, a lo largo de los dos (2) años de juicio, murieron. Solo uno (1) de los acusados resultó absuelto.

Las diez (10) causas unificadas en el cuarto juicio que se desarrolló abarcaron hechos sucedidos en contra de 86 víctimas –13 casos llegan a juicio por primera vez– en el Casino de Suboficiales de la Compañía Comando y Servicios de la VIII Brigada de Infantería de Montaña, la Dirección de Informaciones de la Policía mendocina (D2), la Delegación local de la Policía Federal y Las Lajas.

Fotos archivos UNSL