Diseñan dispositivos para localizar animales en campos


Diseñan dispositivos para localizar animales en campos

Se trata de la Propuesta de Arquitectura de Datos, un trabajo que surge del proyecto de vinculación tecnológica Campo Demostrativo Conectado. Por este trabajo, Lucas Ramero, Ingeniero en Electrónica e integrante del Laboratorio de Electrónica, Investigación y Servicios (LEIS), recibió un premio en octubre de 2017 en las jornadas “Jóvenes Investigadores AUGM”, desarrolladas en Paraguay.

Ramero explicó que el objetivo principal del proyecto de vinculación es la creación de herramientas tecnológicas y de sistemas que faciliten la gestión de la ganadería en la región central de la Argentina. “Son herramientas que le permiten al productor mejorar su producción, le ayudan a administrar el campo, conocer el estado de los animales y de todo el sistema productivo desde la comodidad de la ciudad”, agregó.

En este proyecto trabajan en grandes campos con zonas rocosas y con muchos árboles y cuyo mayor problema es la localización, ya que los animales transitan tales zonas y el dueño pasa días sin saber dónde se encuentran.

Aprovechando las nuevas tecnologías, el ingeniero diseñó dispositivos siguiendo la línea de que todo se conecta a internet. Los productos finales serían collarines o caravanas –las que suelen ponerse en las orejas – en los cuales iría toda la tecnología. El collar tendría los sensores, mientras que la caravana permitiría saber la ubicación del animal.

Para conocer las situaciones de los animales, en cada campo se montaría una red de datos que permitirá la conexión. Como ya tienen los primeros equipos, Ramero comentó que en diciembre comenzaron con la primera etapa en un campo de Fraga, socio del proyecto de investigación.

Surgimiento del proyecto

La idea de los dispositivos tiene sus orígenes en el LEIS, cuando establecen vínculos con una universidad alemana para la Maestría Binacional de Sistemas Electrónicos orientados al agro. En esa instancia, cuando se arma la maestría, empiezan a trabajar con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y arman ciclos de charlas para vincular a los productores con la universidad.

El investigador comentó que llevan dos (2) años con el proyecto, desde el momento en que surgió la idea, fue aprobado y se empezó con la diagramación. Se trata de un trabajo interdisciplinar en el que intervienen veterinarios, ingenieros agrónomos, informáticos y especialistas jurídicos, porque los aparatos se pondrán en animales que luego se consumirán.

La evolución del proyecto consiste en crear nuevos productos para resolver nuevos problemas. Ramero sostuvo que: “hay muchas tecnologías que son posibles y son viables para implementar lo que queremos hacer, el tema pasa por seleccionar cual es la mejor para esta zona y para los problemas que queremos solucionar”.

La experiencia en Paraguay

El joven investigador destacó su participación en las jornadas de AUGM y consideró que fue un congreso interesante porque permite ver la situación de Latinoamérica en cuanto al área de la investigación.

“La experiencia del viaje y del congreso hizo que todo nos trajéramos algo bueno y lindo. Esto hará que más jóvenes quieran dedicarse a esto (la investigación) y que vean que existe la posibilidad de contactarse con el mundo”, dijo.