Adiós a Osvaldo Bayer Doctor Honoris Causa de la UNSL


Adiós a Osvaldo Bayer Doctor Honoris Causa de la UNSL

El escritor, historiador y periodista falleció a los 91 años el pasado 24 de diciembre. En 2006 el Consejo Superior de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) aprobó otorgarle el título honorífico de Doctor Honoris Causa por sus méritos excepcionales y sus servicios a la Universidad en la enseñanza e investigación.

En marzo de 2006 el Consejo Superior emitió una resolución para la entrega de la distinción honorífica institucional. La solicitud fue realizada por la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Humanas (FCH). Se expresó en dicha resolución en referencia a la figura de Osvaldo Bayer que «su vida reconocida tanto a nivel nacional como internacional, se destaca por su infatigable lucha por la defensa de los Derechos Humanos en Argentina y el mundo, desde el inicio de su prestigiosa trayectoria, la que perdura en la actualidad».

Osvaldo Bayer fue perseguido y tuvo que abandonar el país en el año 1975, y vivir su exilio en Berlín donde su cotidianidad estaba sellada por la permanente denuncia de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos de la Junta Militar en la Argentina durante los oscuros años de la dictadura (1976-1983). Desde su retorno en 1983 no cesó en su afanosa lucha por los derechos humanos destacándose por su coherencia en la lucha por la vigencia y protección de los mismos, como así también por la investigación y denuncia de las violaciones a los DD.HH..

Fue el creador de la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la UBA, y recibió el premio Veinte años Juntos otorgado por las Madres de Plaza de Mayo. Tanto su personalidad como su trayectoria lo tornaron digno merecedor del título Doctor Honoris Causa.

Reseña

Nació en Santa Fe en 1927. Estudió Historia en la Universidad de Hamburgo de 1952 a 1956. De vuelta en la Argentina se dedicó al periodismo, a la investigación histórica y a guiones cinematográficos. Trabajó en los diarios Noticias Gráficas, Patagónico Esquel y Clarín, del cual fue secretario de redacción, y en diversas revistas. Fue secretario general del Sindicato de Prensa de 1959 a 1962.