Hugo Velasco: “Logramos posicionar a la Universidad como un actor central en problemas de la sociedad”


Hugo Velasco: “Logramos posicionar a la Universidad como un actor central en problemas de la sociedad”

El proyecto de investigación “Desarrollo y Ambiente en el Centro Semiárido Argentino: Aportes para un Desarrollo Sustentable” de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN) será financiado por el Programa Universidad y Desarrollo Local de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), a través de la Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado.

La convocatoria estaba destinada a anteproyectos con líneas temáticas orientadas a proporcionar soluciones a problemas urbanos, ambientales, sociales, socio-productivos y culturales.

Dirige el proyecto el Dr. Hugo Velasco, docente de la FCFMyN e investigador de CONICET, perteneciente al Grupo de Estudios Ambientales (GEA) del Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL).

La investigación busca contribuir, desde el conocimiento científico, a la superación del desafío de mantener el desarrollo productivo y preservar las condiciones ambientales en el centro semiárido argentino. Pone en foco la generación de nuevos conocimientos y en el desarrollo de herramientas de aplicación directa para superar los conflictos que surgen a partir del veloz avance de la actividad agropecuaria, la presión demográfica y las variaciones climáticas por un lado y los problemas ambientales derivados de aquellos.

¿Qué significa este logro para usted y su grupo de investigación?

Para todos nosotros implica un gran compromiso y responsabilidad. En cierta medida el proyecto es inédito, dado el tipo de convocatoria, y la participación de docentes-investigadores de diferentes departamentos de nuestra Facultad (físicos, informáticos, geólogos y matemáticos) como de otras Facultades (biólogos y agrónomos).

¿Qué instituciones/organismos forman parte del proyecto?

El proyecto pertenece a la Universidad Nacional de San Luis, a través de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales, cuenta con la participación del Gobierno de San Luis, la Municipalidad de Estancia Grande, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Fundación ComprometeRSE.

¿Qué tipo de estudios se realizan desde el GEA?

El GEA constituye el núcleo central de la propuesta. Se busca a través del uso de tecnologías innovadoras y del procesamiento de la inmensa cantidad de datos disponibles, provenientes de diversas fuentes (imágenes satelitales, mapas, sensores de variables ambientales, estaciones meteorológicas, información tomada en campo, etc.) explorar cómo la actividad humana en general y la productiva agropecuaria en particular, afecta las condiciones ambientales en regiones de alta vulnerabilidad en nuestra Provincia.

Hacemos foco en el impacto que las mismas tienen en la calidad de nuestros recursos naturales: el suelo y el agua particularmente. Buscamos aportar en la búsqueda de condiciones que permitan superar el conflicto Productividad-Ambiente, acercándonos a un desarrollo sustentable que no comprometa la calidad de nuestro medio ambiente para las generaciones venideras. El GEA viene desarrollando este tipo de actividades en el marco de proyectos de investigación subsidiados por organismos internacionales en la cuenca del Río Nuevo, en el Morro, y en la zona de Estancia Grande-El Durazno.

¿Cuál es la perspectiva?

Pensamos que el aporte de mayor relevancia que podemos hacer es incorporar el conocimiento científico en esta discusión, aportando saberes que permitan disponer de información confiable a los tomadores de decisiones de políticas públicas y a quienes deben legislar sobre problemática ambiental. Asimismo nos proponemos interactuar con los productores, principales interesados en lograr la sustentabilidad de su trabajo, identificando aquellas prácticas que resultan más beneficiosas para la calidad ambiental.

¿Considera de relevancia esta convocatoria de la SPU y el rol que en ella ha tenido nuestra Universidad?

Pienso que la convocatoria Universidad y Desarrollo Local de la Secretaría de Políticas Universitarias ha sido muy acertada. Posiciona a la Universidad como un actor central en problemas concretos de nuestra sociedad. Este es un reclamo permanente, de la misma sociedad que nos nutre, de que la Universidad también se involucre directamente en problemas emergentes de la región de influencia aportando soluciones desde el ámbito del conocimiento científico y técnico.

Respecto de la Universidad Nacional de San Luis, el resultado obtenido en esta convocatoria ha sido excepcional. Se aprobaron 25 proyectos para 28 Universidades Nacionales. Sólo dos (2) Universidades obtuvieron financiación para dos (2) proyectos, con montos muy superiores al promedio. La UNSL fue una de ellas. Se aprobaron dos (2) proyectos, el nuestro y el que dirige el Dr. Luis Cadús de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, sobre medidas contaminantes del aire.

¿Cuáles son los aspectos fundamentales que espera surjan de esta investigación y cuáles los resultados principales esperables?

La propuesta busca generar nuevo conocimiento y herramientas de aplicación directa en relación a los conflictos que surgen entre el acelerado avance de la producción agrícola y los problemas ambientales derivados, por ejemplo: erosión, salinización, anegamientos, deterioro de fuentes de agua.

Se pone especial énfasis en las regiones semiáridas del centro del país, donde San Luis se encuentra inmerso. Para esto hemos nucleado más de 20 investigadores y becarios, principalmente pertenecientes a CONICET y a la UNSL, concentrando sus esfuerzos en el desarrollo de nuevas y mejores aproximaciones para el estudio de la problemática expuesta, así como para la generación, análisis y aplicación de los grandes volúmenes de datos disponibles que surgen de diferentes fuentes (propias y de otros actores).

Se vincularán distintos usos del territorio y prácticas de manejo agropecuario con los procesos de transporte de agua, sales y sedimentos a distintas escalas espaciales (lotes, cuencas y región). Se busca en definitiva comprender en detalle las causas que afectan estos procesos ambientales, desarrollando modelos predictivos y sistemas de alarma. Conjuntamente se pretende ofrecer herramientas de gestión de uso público.

¿El proyecto tiene fechas establecidas?

Está previsto que el plan de actividades programado comience a la brevedad, ni bien se liberen los fondos necesarios para su ejecución, estamos comprometidos para principios de este año.

¿El monto que se otorga será suficiente?

De acuerdo a la información que oficialmente hemos recibido, el presupuesto otorgado es muy importante, $1.382.000, casi la totalidad de lo que fuera oportunamente solicitado. Más del 50% del mismo está destinado a equipamiento científico para el Laboratorio del GEA-IMASL. Esto nos compromete aún más con los objetivos trazados.

Nuestro agradecimiento a los impulsores de esta convocatoria, que nos posibilitan avanzar con nuestro trabajo y particularmente a las autoridades de nuestra Universidad y Facultad, quienes nos apoyan y generan las condiciones para que nos aboquemos a esta actividad que tanto nos complace.

Prensa FCFMyN