La Universidad trabajará con y por los Pueblos Indígenas


La Universidad trabajará con y por los Pueblos Indígenas

El Mgtr. Marcelo Vitarelli es el coordinador del Programa de Pueblos Indígenas. El profesional lo define como un hito histórico de la política institucional. Será presentado el lunes 2 de diciembre a las 11:00 horas en el Microcine. Es creado por la Secretaría de Relaciones Interinstitucionales.

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) viene trabajando hace tres (3) años con la preocupación de las culturas ancestrales y los pueblos originarios. En ese tiempo se han desarrollado procesos en distintas unidades académicas y a través de distintas acciones que fueron gestando la creación del Programa.

Anteriormente, el 18 de junio de 2018 el ex rector Dr. Félix Nieto Quintas y el Omta Samay Pachay, autoridad tradicional de la Comunidad Pinkanta, representada por Miguel Roque Gil, firmaron un convenio histórico para la Institución.

«La presentación del Programa implicará el poder dar vuelta la página de esta primera etapa de trabajo y pasar a una más madura, ya que no es solo un convenio sino un compromiso de trabajo de manera concreta y efectiva con las culturas originarias», sostuvo Vitarelli.

Sobre el Programa de Pueblos Indígenas

Cuenta con distintas áreas de trabajo que han sido definidas a partir de la labor realizada en estos años. Entre ellas se encuentran: la medicina ancestral, la educación intercultural bilingüe, las culturas identitarias y cosmogonías y la problemática territorial.

Otras universidades del país cuentan con espacios de trabajo con los pueblos originarios, sin embargo la mayoría de las instituciones ha direccionado la creación de tecnicaturas o programas de trabajo sobre la enseñanza de las lenguas indígenas. El Programa de la UNSL tiene una naturaleza diferente, ya que posee una apertura en la que la lengua es solo un componente.

«Estas políticas parten de ser una Universidad que incluye, que entiende que la universidad argentina, pública y del Estado tiene que asumir el compromiso del cumplimiento del derecho constitucional de las identidades culturales de los pueblos», afirmó el Coordinador.

Cuando la idea de crear el Programa estuvo más madura, se convocó al pueblo Huarpe Pinkanta con el que la Universidad tenía un vínculo previo. Esto implicó un trabajo entre el Pueblo, el secretario de Relaciones Interinstitucionales, Dr. Félix Nieto Quintas y la coordinación, para dialogar sobre la envergadura del Programa y las estrategias políticas de acción tendientes a la visibilización de las culturas originarias.

La creación de políticas como este Programa habilita a un diálogo de saberes, entendiéndolos como bienes repartidos en la sociedad. En estos espacios las culturas originarias aportarán sus saberes ancestrales, que han sido desplazados por la visión de saber hegemónica.

Sobre el Comité de Honor

Este lunes 2 de diciembre el rector C.P.N. Víctor Moriñigo firmará públicamente la ordenanza de creación del Programa y la resolución de nombramiento del equipo de trabajo, conformado por un comité de honor, compuesto por expertos de nivel internacional de culturas originarias de Argentina, Chile, Ecuador, Colombia y Bolivia. Además contará con un equipo local constituido por miembros de las facultades y por integrantes del pueblo Huarpe Pinkanta.

«En el equipo hay psicólogos, antropólogos, sociólogos, comunicadores sociales, pedagogos (…) La idea es que haya una diversidad disciplinar para mirar y ayudar a mirar esta visibilización que es tan importante», agregó Vitarelli.

Como metas a cumplir, esperan poder comenzar a trabajar en el 2020 con otros pueblos indígenas. Al mismo tiempo, esperan poder concretar como parte de la restitución de los derechos originarios, que ellos tengan su propio lugar. A su vez, esperan poder crecer dentro del Programa hasta la concreción de becas, que permitan que chicos de los pueblos indígenas puedan acceder a los estudios superiores.

«Siento que la Universidad se está haciendo cargo de su contexto, la Universidad se debe a su territorio y estas son muestras concretas de una política que marca que el territorio importa en la UNSL y que no se compone solo de académicos y administrativos, sino de toda la sociedad», enfatizó el Mgtr. Vitarelli.

X